Posteado por: drdiegocohen | noviembre 27, 2013

El aripiprazole en trastornos no psicóticos

El aripiprazole es un antipsicótico atípico con un perfil de acción novedoso al agonismo parcial sobre receptores dopaminergicos (D2) (a dosis bajas) y receptores serotoninergicos tipo 5HT1a se suma el  antagonismo del receptor serotoninergico 5HT1a. Las indicaciones aceptadas son la esquizofrenia, trastorno esquizoafectivo, trastorno afectivo subtipo mixto y fase maníaca del trastorno bipolar.

                Los pacientes con trastorno límite de la personalidad, fueron evaluados con varios grupos de fármacos, con resultados dispares y sin poder determinar drogas de primera elección, la complejidad del trastorno que abarca básicamente cuatro dominios correspondientes a estados y rasgos (impulsividad, alteración de las relaciones interpersonales, inestabilidad afectiva y alteraciones de la cognición) no ha permitido hasta el momento mejorar el porcentaje de eficacia de los tratamientos farmacológicos.

El artículo que se comenta, evalúa versus placebo, doble ciego y durante 8 semanas una dosis promedio de 15 mg./ de aripiprazole en pacientes con trastorno límite comparado con un grupo control (grupo experimental N= 26, grupo control N= 26). Los pacientes fueron evaluados con varios instrumentos respecto de depresión (HAM-D), ansiedad (HAM-A), irritabilidad /agresión (inventario de rasgo y estado de la agresión) y evolución en términos globales (SCL-90).

Los autores encontraron una deferencia significativa en el grupo experimental respecto del control en las áreas de impulsividad y  afectos (ansiedad y depresión). Los efectos adversos encontrados fueron mínimos y poco frecuentes. EL aripiprazole resulto significativamente superior respecto de placebo en todos los componentes de la escala SCL-90 especialmente los síntomas obsesivo-compulsivos, inseguridad en los contactos sociales, agresividad/hostilidad, ansiedad tipo fóbica, pensamiento paranoide y subescala de psicoticismo. Los cambios obtenidos confirman el perfil clínico farmacológico del aripiprazole como antidepresivo, ansiolítico  antipsicótico y posiblemente antiagresivo del aripiprazole.

El estudio aporta datos interesantes a ser evaluados por tratamientos más prolongados, me refiero al efecto sobre la agresión, tanto en la intensidad del aspecto subjetivo de la agresión, al mismo tiempo que la rapidez en la reacción de enojo y sobre la agresión dirigida externamente e internamente. No se produjo aumento de peso significativo, lo cual resulta útil al comparar con otros antipsicóticos atípicos, ya que resulta habitual que los pacientes TLP reciban otros psicofármacos por ej. acido valproico.

Los aspectos más débiles de la investigación se resumen en el bajo número de pacientes, el tiempo corto de tratamiento y ciertos datos contradictorios respecto de la mejoría en el área de las relaciones interpersonales.  


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: